La deuda de las entidades responsables del pago con los hospitales públicos de Antioquia ha desbordados las más pesimistas predicciones. Casi al Billón de pesos ascienden las cifras sin que las autoridades rectoras del sistema se pronuncien ni tomen medidas para corregir una situación que perjudica a los prestadores públicos y a sus poblackiones a cargo.
La Asociación de Empresas Sociales del Estado de Antioquia se pronunció sobre la grave situación:

Deuda con hospitales públicos de Antioquia ronda el BILLÓN
de pesos y aumenta probabilidad de liquidarlos
La situación de crisis de los hospitales de Antioquia ha llegado a niveles impensables,
sin que se tomen medidas radicales para solucionar el problema, por las autoridades
competentes. Con corte a 31 de diciembre de 2016 la deuda con los hospitales
públicos del departamento llegó a los 954 MIL MILLONES DE PESOS con un
incremento del 22% en un año.
La cartera de las entidades responsables del pago con la red hospitalaria de Antioquia
muestra un comportamiento de deterioro progresivo. La deuda a más de un año es de
351 mil millones, el régimen subsidiado tuvo un aumento en sus deudas del 24% y
llegó a los 480 mil millones, mientras el contributivo también aumentó en un 21% y
ahora adeuda 225 mil millones por servicios prestados. Por su parte la deuda de los
entes territoriales por atenciones a personas no aseguradas y servicios NO POS
creció en un 46 por ciento y ahora suman más de 62 mil millones.
Ante una deuda completamente desbordada, la situación financiera de los hospitales
públicos de Antioquia atraviesa su peor momento en toda la historia, la que se refleja
de manera grave en los pasivos de los hospitales que llega a los 583 MIL MILLONES
DE PESOS, de los cuales 200 mil millones son deudas con empleados y trabajadores,
y 383 mil millones a proveedores, lo que muestra que los hospitales, para poder
continuar prestando servicios, se están apalancando en el recurso humano y en los
proveedores de medicamentos e insumos, lo que ha generado una crisis sistémica a
lo largo de toda la cadena de prestación de servicios de salud.
La actual situación trae como consecuencia que los Hospitales públicos del
departamento, se encuentren en dificultades para cumplir con la adecuada prestación
de servicios a la comunidad y cumplir con los planes de Saneamiento fiscal y
financiero exigidos por los Ministerios de Hacienda y Salud, y que también se
aumenten las posibilidades de que muchas instituciones entren en una categorización
de riesgo financiero medio o alto. Proyecciones realizadas por AESA muestran que
los hospitales públicos de Antioquia categorizados en riesgo medio o alto, pasarían de
40 en el 2016 a 62 en 2017, un incremento de más del 50% aproximadamente,
aumentándose el riesgo de liquidación de estas instituciones, lo que va en contravía
de la ley estatutaria en salud y del bienestar de los ciudadanos. AESA llama la
atención de la ciudadanía para que defendamos conjuntamente a nuestros hospitales
y a las autoridades para tomen medidas que corrijan una situación que se ha
convertido en endémica y está a punto de destruir a la red pública hospitalaria del
departamento. Finalmente la Asociación de Hospitales de Antioquia respetuosamente
le dice al gobierno nacional que no es acabando con los Hospitales Públicos, como va
a recuperar la sostenibilidad financiera del “sistema” de salud, por el contrario el
fortalecimiento de la red pública hospitalaria es el camino para mejorar el cuidado de
los colombianos y el equilibrio financiero del “sistema” de salud.
JUNTA DIRECTIVA AESA