Con cinco casos confirmados hasta el 4 de abril, y más de 100 en estudio, el sarampión viene ingresando al país por la frontera con Venezuela. La crisis humanitaria que afronta el vecino país ha originado deficiencias en la vacunación de los menores que al ser trasladados por sus padres a Colombia, migran con la enfermedad.
En todos los casos detectados, el Instituto Nacional de Salud así como las autoridades sanitarias locales han tomado las medidas de choque para evitar la propagación de la enfermedad y evitar el surgimiento de casos propios.
El Ministerio de Salud y Protección Social anunció el reforzamiento de las vacunaciones, para lo cual se cuenta con 350 mil dosis, mientras se esperan 700 mil más en las próximas semanas.
El llamado general es a los padres de familia para vacunar a sus hijos con los esquemas completos y así evitar posibles contagios.