Luego de una serie de anuncios que incluso fueron contradictorios por momentos, parece que el futuro de Savia Salud se definirá a través de un inversionista privado que debe ser seleccionado en los próximos meses por una banca especializada y un gerente especialmente nombrado para dicho fin.
Esta fue la decisión tomada luego de varias reuniones de los accionistas: Alcaldía de Medellín, Gobernación de Antioquia y Comfama, acompañados del Ministerio de Salud y de la Superintendencia del ramo.
La situación de la crisis de la EPS está enmarcada por una deuda que supera los 700 mil millones de pesos, y que según analistas terminaría el año en el billón de pesos.
Según todos los involucrados la peor decisión sería la liquidación de la entidad, de ahí que buscar un socio que capitalice sea visto como la salida ideal.
Sin embargo, otras posiciones dadas a conocer, como la del director de AESA, Doctor Luis Alberto Martínez, señalan que son los actuales socios quienes deben aportar en el proceso, a la vz que recuerda que el gobierno nacional se había comprometido con aportar 100 millones de pesos en BOCAS que hasta la fecha no se han hecho efectivos. Asimismo Martínez ha sido claro al señalar que el problema de Savia Salud es estructural en la medida en que la EPS de carácter esencialmente publico, trabaja bajo el mismo modelo de otras aseguradoras privadas, cayendo así en las mismas dificultades de otras entidades similares.