El viernes 3 de agosto funcionarios de la Superintendencia de Sociedades y de la Supersalud se tomaron las oficinas de Prestmed y Prestnewco, socios de Medimás, con el fin de buscar los estados financieros y demás información administrativa de la EPS, del mismo modo expertos forenses llegaron con órdenes para registrar los computadores del lugar. Declaraciones iniciales señalaron que se buscaba paso con los millonarios anticipos recibos por la sociedad.