Aunque las expectativas eran grandes, el presidente Juan Manuel Santos objetó el proyecto de ley que rebajaba los montos de cotizaciíon en salud a los pensionados colombianos del 12 al 4 por ciento.
El proyecto que había sido conciliado en el Congreso de la República buscaba aliviar la carga de prestaciones que deben asumir los alrededor de un millón 800 mil pensionados que existen en el país, y quienes sostienen como principal argumento que tras cotizar en salud durante periodos que muchas veces superan los 30 años, no es justo que en su vejez vean aumentar el porcentaje que deben pagar por salud, puesto que durante la vida laboral activa este es solo del 4 por ciento, ya que lo restante lo asume el empleador.
El actual presidente Juan Manuel Santos se había comprometido durante su campaña electoral para la reelección, apoyar la iniciativa, sin embargo el Ministerio de Salud y Protección Social, así como el de Hacienda Pública, manifestaron su oposición puesto que de ejecutarse el proyecto este podría costar el erario público unos 3 billones de pesos.
El paso siguiente podría ser la firma directa por parte del presidente del Senado del proyecto, pero con el cambio en la presidencia de la corporación el pasado 20 de julio esta posibilidad queda en suspenso, aunque el anterior presidente, Mauricio Lizcano, habría afirmado que lo firmaría en caso de que el presidente no lo hiciera.