En más de 80 municipios de Antioquia los hospitales públicos adelantaron una jornada de visibilización de la crisis por la que atraviesan desde hace 5 años pero que en 2017 se ha agudizado hasta un punto que se empieza temer el no retorno.
La cartera que tienen las EPS y otras entidades ha superado el Billón de pesos, a lo que se suma el cada vez más difícil proceso de recaudo ante la sistemática cultura del NO PAGO adoptada en el sistema de salud por las aseguradoras, lo que llevó a que en la última categorización del riesgo fiscal y financiero, 4 hospitales del departamento quedaran en la categoría de riesgo medio-alto.
Durante la jornada funcionarios de los hospitales, liderados por los equipos directivos, manifestaron a las comunidades detalles de la crisis encontrando una amplia solidaridad por parte de los usuarios.