Con sorpresa y preocupación recibieron los hospitales públicos de Antioquia la propuesta presentada por la EPS Savia Salud en el proceso de negociación de los contratos para el año 2017. A pesar de que en conversaciones anteriores se había prácticamente acordado un incremento en los contratos por 5.5 por ciento, ahora la EPS de carácter mixto propuso una reducción significativa en el valor de la cápita, además de retirar procedimientos como los partos de este modalidad de contratos.
El Periódico El Colombiamo cubrió así la noticia y el disgusto de los hospitales públicos.

Por: Martha Arias Sandoval
Los hospitales públicos de Antioquia se verían afectados por la supuesta propuesta que les presentó Savia Salud EPS, que consiste en pagar por evento las hospitalizaciones y los partos.

¿Cuál es el cambio? Los hospitales de primer nivel reciben de la EPS recursos que deben destinarse a promoción, prevención, servicios de urgencias, hospitalización, medicamentos, ayudas diagnósticas y partos, entre otros. Y dentro de esos dineros, no se incluirían los de partos y hospitalizaciones.

Pérdidas
Luis Alberto Martínez, director ejecutivo de la Asociación de Empresas Sociales del Estado, Aesa, reveló que los hospitales públicos del Departamento reciben en promedio 16.000 pesos por persona y pasarían a unos 12.860 pesos por usuario si la propuesta se convierte en realidad.

Esta merma en los ingresos de los centros hospitalarios afectaría más su liquidez “pues la mayoría de las IPS destina esa plata a pagar nómina y otros gastos relacionados con su sostenibilidad”, explicó, Leopoldo Giraldo, gerente de Metrosalud.

De acuerdo con Giraldo, de materializarse esta propuesta, dejarían de ingresar a Metrosalud unos 12.000 millones de pesos cada año.

Para Martínez, la situación es muy compleja, porque los hospitales ya presupuestaron sus ingresos de 2017 y con base en él, contrataron médicos, se comprometieron con medicamentos y con el mantenimiento hospitalario. “Si se bajan los fondos habría que disminuir costos y gastos. Vamos a salir menos a veredas y comunas, para ahorrar recursos.

En el escenario futuro, según la oferta, los hospitales destinarían los recursos que estarían disminuidos, a todas las acciones, menos partos y hospitalizaciones. Estos los pagaría la EPS por evento, es decir, luego de que ocurran.

El director de Aesa calificó la propuesta como equivocada, porque “significa desfinanciar la prestación del servicio de baja complejidad, el primer nivel de atención. Es acabar con una mejor oferta, con la oportunidad en la atención, y, eso genera sufrimiento en la población. Se incrementa la carga de la enfermedad. Los tratamientos serían más costosos”.

La Asociación Médica Sindical Colombiana, Asmedas Antioquia, en cabeza de Germán Reyes, su presidente regional, también rechazó la proposición y recordó que Savia Salud EPS debe a los prestadores de Antioquia cerca de 450.000 millones de pesos. ”El objetivo de la medida es disminuir el déficit de la EPS y para lograrlo, debe exigirle al Departamento de Antioquia que pague las obligaciones calculadas en 130.000 millones de pesos”.

Según expertos consultados, la iniciativa desajustará inicialmente los presupuestos de los sanatorios, pero en el mediano y largo plazo puede convertirse en un incentivo para hospitalizar más pacientes y cobrar a la Entidad Promotora de Salud por el evento.

El COLOMBIANO trató de conocer la versión de Savia Salud EPS y directivos de la entidad señalaron que, por ahora, no se pronunciarán.

Algunos hospitales públicos de Antioquia están atrasados en nómina porque no cuentan con suficientes recursos y la propuesta de Savia podría afectarlos más, según el gremio hospitaliario. Contexto de la Noticia DICEN DE… savia espera el aval de la súper
Savia Salud es la EPS más grande de Antioquia. Sus socios, la Gobernación de Antioquia, la Alcaldía de Medellín y Comfama aprobaron un plan de salvamento a 10 años para evitar su liquidación. Este plan espera la aprobación o el rechazo por parte de la Superintendencia Nacional de Salud. Si la Súper avala dicho plan el Ministerio de Salud deberá desembolsar 60.000 millones de pesos, en bonos opcionalmente, convertibles en acciones. Los dineros que llegarían de la cartera permitirán mejorar el flujo de recursos. Juan Arteaga, su gerente, dijo recientemente que confía en el apoyo de la Súper.