En visita al municipio de Amagá en el suroccidente antioqueño, el ministro de Salud y Protección Social, Juan Pablo Uribe Restrepo, tras su visita al hospital San Fernando, anunció que en los próximos días llegará una ambulancia que servirá para apoyar el traslado de pacientes, al tiempo que se comprometió a agilizar la revisión final del proyecto para dotación, los cuales mejorarán el equipamiento y la resolutividad de esta empresa social del Estado (ESE).

Tras conocer la situación de salud pública del municipio, en reunión de trabajo con la secretaria local de salud, Diana Ruíz, el ministro aseguró que “la salud mental debe ser tenida en cuenta no solo aquí sino en todo Colombia, por el incremento de intentos de suicidio y del consumo de sustancias en colegios y universidades. Definitivamente – recalcó el ministro- son desafíos para la salud pública”.

Por otra parte Uribe Restrepo destacó la gestión de la Secretaría de Salud de Medellín, que en un proyecto piloto de promoción y prevención de la salud “involucró a todos los sectores en materia asistencial. Siguiendo este ejemplo, tenemos que construir redes de servicios de salud para todo el departamento, sumando las capacidades de los hospitales públicos”.

El ministro celebró los esfuerzos para mejorar la calidad de los los servicios de salud realizados por los hospitales públicos y privados de Antioquia. “Ese compromiso de mantener altos estándares de calidad debe seguir siendo un ejemplo para el resto de Colombia”, dijo Uribe Restrepo al confirmar que la clínica de la Universidad Pontificia Bolivairana de Medellín obtuvo el certificado como hospital universitario.

Finalmente, anunció que acompañará la próxima inauguración del hospital de Caucasia, el cual se convertirá en un vehículo para mejorar los servicios de salud para los habitantes del bajo Cauca antioqueño.