Desde el mes de noviembre distintos medios de comunicación han informado sobre las constantes anormalidades laborales presentadas con médicos y trabajadores de varias IPS vinculadas con Cafesalud a nivel nacional, pagos atrasados y a cuotas, que he levado a la renuncia masiva de personal en varias ciudades del país. Enero de 2017 y los primeros días de febrero continuaron en la misma línea de acción.
Personal médico de la IPS Génesis de Medellín se declararon en cese de actividades desde el martes 30 de enero ante los incumplimientos en sus pagosm, y ante la sorpresa de los pacientes que acudieron a sus consultas programadas, los profesionales explicaron que ellos tambien necesitaban comer y pagar sus obligacones, lo que generó una gran solidaridad y comprension por parte de los usuarios.
por su parte, Neiva y Cali son dos de las ciudades más afectadas por la renuncia de los médicos, personal de enfermería y especialistas. Puesto que más del 50% se retiraron de su cargo. En la capital del Huila, se conoció que 80.000 usuarios se han visto afectados, según informó Consultor salud.
A los problemas financieros de Cafesalud para responder por las obligaciones laborales, se deben sumar la falta de insumos para desarrollar sus labores. Además, y los muchos pacientes, especialmente en urgencias, deben esperar por horas para ser atendidos, debido a que no hay suficientes profesionales de la salud. Por su parte, los pacientes con enfermedades crónicas han quedado con citas programadas.
El tema ha llevado a la realización de una asamblea permanente en vista de los inpagos de Cafesalud, que se ha conocido como el paro médico y representa un Plantón Nacional permanente, legal, pacífico y abierto por medio de una jornada de dignificación laboral en la que no se atienden pacientes.