La primera semana de febrero, nuevamente se escuchó en la ciudad el anuncio de salvamento para la EPS Savia Salud, situación que durante todo 2016 se repitió en todos los medios de comunicación y generó esperanzas en usuarios y actores del sistema, pero, ¿será que esta vez si?
Según informaron, tras varios meses de reuniones, negociaciones y discusiones, los socios de Savia Salud, Alcaldía de Medellín, Gobernación de Antioquia y Comfama, aprobaran el plan de salvamento, que quedó bajo la Superintendencia de Salud para que lo evalúe y apruebe.
Los compromisos adquiridos por los socios fueron:
– El Ministerio de Salud deberá completar el proceso de adquisición de los bonos convertibles en acciones (Bocas), que este año le inyectaría 60.000 millones de pesos a la EPS, a lo que se debe sumar un seguimiento mensual al cumplimiento del plan de salvamento, una vez aprobado por Supersalud.
– El Ministerio desembolsará 20.000 millones de pesos en 2018 y 20.000, en 2019. Por otro lado, los tres socios, por su lado, acompañarán al nuevo gerente de la EPS en el proceso de búsqueda de capitalizaciones futuras que se necesitan para mantener a salvo a Savia Salud en el futuro dentro de los que se considera las opciones de instituciones como el Hospital San Vicente Fundación, la IPS Universitaria y el Hospital General de Medellín, que han manifestado su voluntad de participar.

Por su lado la Gobernación ha manifestado que no cuenta con recursos para capitalizar, Comfama contribuirá con 6.000 millones de pesos y el Municipio de Medellín, con 25.000 millones de pesos (5.000 en el 2017, 10.000 en el 2018 y 10.000 en el 2019).

Luis Pérez Gutierrez, gobernador de Antioquia, indicó que pese a la aprobación del plan por parte de la Superintendencia, se mantiene la incertidumbre ante futuras capitalizaciones.
Savia salud cuenta con 1’700.000 afiliados en Antioquia y deudas que llegan a los 400.000 millones de pesos.