El Superintendente Nacional de Salud, Luis Fernando Cruz Araújo, ratificó en segunda instancia una sanción impuesta a Nueva EPS por no garantizar los servicios de salud otorgados a través de fallos de tutela, a 190 afiliados. La multa asciende a más de $161 millones (219 salarios mínimos legales vigentes).

“En estos casos, tanto en la primera como en la segunda instancia, se evidenció que los afiliados tuvieron que acudir a la acción de tutela como mecanismo alternativo para acceder a los servicios de salud que su EPS no les estaba garantizando, generando así, dilaciones, barreras y cargas administrativas inadmisibles, pues ésta no debe ser la vía para que un afiliado pueda acceder a la prestación efectiva de los servicios de salud que deben ser garantizados en primer momento por su asegurador”, aseguró el Superintendente Cruz Araújo.