16 de febrero 2019

Pacientes en camas sin sábanas, medicamentos almacenados que se habían vencidos desde 2015, una mala disposición de los residuos, incluyendo algunos de peligrosidad como jeringas utilizadas, fueron algunas de las causas para que la Superintendencia Nacional de Salud decidiera intervenir a la ESE Hospital San Jerónimo de Montería.
La situación había sido denunciada por la gobernadora encargada de Córdoba, Sandra Devia, quien pidió acompañamiento de los entes de control ante las irregularidades, según ella, cometidas por la gerente, quien había sido suspendida por la Procuraduría.
Adicionalmente la Supersalud informó que los estados financieros, entregados por la institución no están acorde con la situación real.

NOTICIA 16 FEBRERO 2