Según información publicada por el periódico EL TIEMPO, y presuntamente recibir millonarias coimas de Cafesalud, la Procuraduría suspendió por tres meses a la Superintendente Delegada para la Supervisión Institucional de la Superintendencia Nacional de Salud, Eva Katherine Carrascal.

De acuerdo con el órgano de control, Carrascal habría recibido 1000 millones de pesos de la EPS para agilizar los trámites por parte de la Supersalud en el proceso de modificación de la composición accionaria de las entidades del sector.

Los hechos se habrían presentado durante el proceso de liquidación de la EPS, que fue reemplazada por Medimás.

Cómo parte de la indagación disciplinaria, la Procuraduría pidió que se investigue el patrimonio de la delegada y se le escuche en versión libre si así lo solicita.